febrero 23, 2015




La desidia  nos oxida 
desde el primer instante en que la acuñamos

© lichazul

3 comentarios:

El collar de Hampstead dijo...

Sí,porque la desidia es así de desagradable...

Besitos

Manuel López Paz dijo...

Definitivamente...

Besote guapa

Rafael dijo...

Cierto.
Un abrazo.

Followers

Google+ Followers