.

septiembre 15, 2015


Las guerras vienen desde tiempos longevos
son como los preceptos del desarrollo 
sin ese guerrear constante la cosa parece que no avanza
son tantas las almas devueltas a la muerte
 que ya los campos no saben como acogerles
las entrañas de la tierra de huesos se compone 
como un osario de sueños e ilusiones truncados
somos humanos pasos en equívoco constante.


© lichazul

5 comentarios:

Rafael dijo...

Interesante reflexión.
Un abrazo.

El collar de Hampstead dijo...

Sí,estoy de acuerdo.
Tristemente así sucede...

Muack

PieL dijo...

Una triste y gran verdad

bsos

Manuel López Paz dijo...

La guerra forma parte de nuestros genes...Si hay una, la queremos...

Besote guapa

Marta M. dijo...

Hola. una gran verdad. Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas en relación con los letras. En este momento tengo un blog dedicado a los jóvenes y nuevas tecnologías que te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ . Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog.

Followers

Google+ Followers